De la Bogotá Humana hay que pasar a la Colombia Humana: Gustavo Petro

0
1009

El Gran Salón de Plaza Mayor, principal centro de convenciones de Medellín, se asemejaba a la Plaza Bolívar en Bogotá. Allí, miles de personas ovacionaron al Alcalde de la capital colombiana, Gustavo Petro, durante la apertura oficial de la VII  Conferencia Latinoamericana y Caribeña de Ciencias Sociales (Clacso).

Junto a él, estaban el Alcalde de Medellín, Aníbal Gaviria Correa, quien le dio la bienvenida a propios y visitantes que llegaban a la ciudad para estar, hasta este viernes 13 de noviembre, en el evento académico; y Pablo Gentili, Secretario Ejecutivo de Clacso; Luiz Inácio Lula da Silva, expresidente de Brasil y José Mújica, expresidente de Uruguay.

Tanto Petro como Gaviria destacaron algunos logros de sus modelos de Gobierno que finaliza este año. El primero aseguró que en el año 2013 Bogotá tenía el 50 por ciento de su población en la pobreza, y la cuarta parte en la extrema pobreza, y hoy entrega la ciudad con una pobreza de 8 por ciento y una extrema pobreza de 0.9 por ciento.

Así mismo, Petro hizo una reflexión para curar la Revolución Social que se está anclando sobre dos pilares, uno es el auge económico mundial que se centra en la producción de carbón y petróleo, la economía fósil y extractiva, que es lo que está matando la vida en el planeta; el otro es el aparato de distribución de esa riqueza.

Por ello planteó la contradicción de que esta “es una superación de la pobreza construida sobre la base de una economía que literalmente está matando la vida en el planeta.”

“La política económica debe ser ligada a lo social y la justicia social va de la mano con la justicia ambiental, es decir los reconocimientos de los derechos de la naturaleza. La lucha por adaptarnos al cambio climático es el mayor reto de la humanidad”, enfatizó.

A lo cual añadió que la justicia ambiental es un concepto jurídico que debe actualizarse en el pensamiento jurídico colombiano.

Petro afirmó además que no se puede superar la segregación social con firmeza y solidez, sino se reconstruyen las relaciones de equilibrio-poder.

“Quizá de la Bogotá humana hay que pasar a la Colombia Humana”, puntualizó.

Por su parte, Gaviria afirmó que Clacso adorna la ciudad, y sigue floreciendo la internacionalización de Medellín, “esa posibilidad que soñamos de tener un evento académico gratuito de tanta magnitud ahora es una realidad desbordante, pues en Medellín están los emblemas de la democracia de América Latina”.

Pablo Gentili, Secretario Ejecutivo de Clacso coincidió con Gaviria al afirmar que hace tres años, cuando se comenzó a imaginar a Clacso en Medellín, era casi imposible, “pero luego de conocer un conjunto de experiencias en cultura, urbanismo, educación, y apropiación del espacio público junto al Alcalde de Medellín, Aníbal Gaviria Correa lo conseguimos colectivamente”.

Agregó que Clacso discute y debate sobre los dos graves problemas de Colombia y de América Latina, la vida y la equidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here