El calor era inclemente. Las víctimas, los funcionarios y los líderes sociales se sentaron bajo dos carpas blancas en el lugar exacto donde se adelantó la excavación y búsqueda de personas desaparecidas en La Escombrera de la Comuna 13 de Medellín. Con una ceremonia religiosa, el 16 de diciembre cerraron el proceso sin encontrar algún resto humano.

Este proceso es la remoción literalmente de una montaña, pero también es el fin de la indiferencia, Caterine Heyck Puyana.

En este sitio, denominado Polígono #1, se removieron 25.600 metros cúbicos de tierra hasta alcanzar una profundidad de 15 metros, en un área de 3.700 metros cuadrados. Fueron 4 meses de labores en los que se encontraron fragmentos de prendas de vestir, accesorios, documentos y huesos NO humanos.

En este primer polígono, ubicado en la arenera de la empresa El Condor, se estimó en principio que habría 44 personas sepultadas, de acuerdo con la versión que entregó a la Fiscalía el exparamilitar Juan Carlos Villada, alias “Movil 8”, desmovilizado del Bloque Cacique Nutibara, cuya información ha ayudado a recuperar 10 cuerpos de personas desaparecidas en distintos lugares de la Comuna 13.

Una de las posibles causas para que no se hayan encontrado restos humanos, pudo ser el traslado de escombros o la modificación del suelo en el lugar de la excavación, lo que según la Fiscalía pudo ocurrir con antelación.

Frente a estos resultados, las autoridades hicieron una invitación a la comunidad en general para que entregue información sobre sitios de La Escombrera donde pueda haber personas desaparecidas. Para ello habilitaron el correo electrónico laescombrera@fiscalia.gov.co La información podrá entregarse de manera anónima para mayor seguridad del denunciante.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Pero el proceso de excavación también tuvo logros importantes, como la realización de un censo de 138 personas desaparecidas en La Comuna 13, entre los años 2000 y 2005, reveló Caterine Heyck Puyana, directora de Articulación de Fiscalías Nacionales Especializadas.

Esto, explicó la funcionaria, ayudó a encontrar a una persona que estaba en la lista inicial de desaparecidos pero fue hallada con vida en la ciudad de Pereira, y permitió establecer que los cuerpos de 3 personas ya habían sido recuperados en otros procedimientos.

Por eso, Caterine Heyck concluye que “contrario a lo que muchos han pensado: que el propósito o el objetivo concreto era simplemente un hallazgo de un número determinado de restos, esto va mucho más allá. Esto es un proceso, un proceso que ha marchado bien, del cual estamos orgullosos. Es la remoción literalmente de una montaña, pero también es el fin de la indiferencia.”

Que continúe la búsqueda

Durante el acto religioso, el lugar se hizo cada vez más caluroso. El sol calentaba con fuerza las paredes desérticas que aún tenían las marcas de la retroexcavadora y, a 15 metros de profundad, no llegaba alguna brisa para refrescar el ambiente.

El silencio era constante. Se podía escuchar el trinar de las aves en la parte alta del cráter. Había tristeza en las mujeres porque no lograron encontrar a sus seres queridos, pero también había regocijo porque se hizo lo necesario para adelantar la primera búsqueda. A su vez había incertidumbre, porque la continuación en el siguiente polígono dependerá en buena parte de la voluntad política del nuevo alcalde, Federico Gutiérrez.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

“Con el nuevo alcalde no ha sido posible hablar”, expresó Luz Elena Galeano, vocera de la Asociación Mujeres Caminando por la Verdad. Por eso las víctimas le escribieron una carta pidiéndole que continúe el proceso con los recursos que dejó previstos la administración saliente.

El Consejero para la Convivencia, la Reconciliación y la Vida de la Alcaldía de Medellín, Jorge Mejía Martínez,  aseguró que en el presupuesto de 2016 la actual administración reservó 750 millones de pesos con los cuales se cubriría la excavación en el Polígono #2. De requerir más recursos, el próximo gobierno podría solicitar una adición presupuestal.

Sobre las condiciones para continuar la búsqueda, Mejía añadió que aunque se retirará la maquinaria y saldrá el personal de forense, el lugar seguirá siendo vigilado por la Policía a fin de garantizar que no haya alteraciones del terreno para el próximo proceso.

A su vez, Caterine Heyck confirmó que la Fiscalía seguirá la búsqueda, pero aclaró que ante los resultados en el primer polígono, será necesario evaluar si continúa en el Polígono #2 o si se determina otro lugar. Por eso, antes de iniciar la siguiente fase, se hará un trabajo de análisis y concertación con las organizaciones.

Pero aunque las instituciones tienen toda la disposición de avanzar en el proceso, no hay que perder de vista que la prolongación del mismo con garantías plenas, dependerá en buena medida de la voluntad política de la nueva Alcaldía, pues ha sido la administración municipal la que ha suministrado la mayoría de recursos y condiciones técnicas.

Como bien lo dijo en la liturgia la hermana Rosa Cadavid, de la Obra Social Madre Laura, quien ha acompañado a las víctimas, “aquí no se acaba esto, vamos a seguir luchando.”

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Comments are closed.