La Alianza Bajo Cauca activa solidaridad con damnificados del invierno

El viernes 19 de mayo se hará un concierto de piano en Caucasia para recolectar fondos que se destinarán a los damnificados por la ola invernal. El sábado 20 habrá otras actividades.

0
142
Inundaciones en Barrios del Sur. Foto: Eliana Hernández.
Artículo por Soledad Betancur

La ola invernal en Antioquia ha dejado, según el Dapard, más de 23.000 personas afectadas y por lo menos 20 fallecidos. Hasta el momento, 13 municipios declararon la calamidad, entre ellos 3 del Bajo Cauca: Caucasia, Cáceres, y Nechí.

Según informe entregado por la Pastoral Social, “Las lluvias en el municipio de Caucasia no se han detenido, motivo por el cual el caudal del río Cauca y de quebradas ha aumentado en las últimas horas, 40 centímetros aproximadamente. Si bien las inundaciones afectaron en mayor medida la ruralidad del municipio, sectores del caso urbanos como: La Paz, El Prado, La Victoria, La Playa, Primero de Mayo, El Castillo, El Castillito y las parcelas de Caracolí sufrieron inundaciones. Se calcula que alrededor de 1470 familias se vieron afectadas en la zona urbana”.

De hecho, en los reportes entregados por el Departamento Administrativo para la Prevención, Atención y Recuperación de Desastres (Dapard), “los municipios más golpeado por las lluvias son Caucasia y Nechí. En el primero 12 barrios están inundados y más de 6.700 personas están afectadas. Entre tanto, en Nechí, las autoridades calculan que el 80 por ciento del casco urbano está bajo el agua. El municipio emitió el decreto No. 0044 con el que declara la calamidad pública y solicita ayudas del Gobierno Nacional”[1].

Pero según la información entregada por los alcaldes, la magnitud de la afectación es mayor. En Nechi las familias afectadas serian 3.300 y en Caucasia serían unas 14 mil personas afectadas.

La solidaridad es clave en momentos de emergencia

Ante este panorama generado por la actual ola invernal, un conjunto de instituciones y organizaciones sociales de la región se ponen la camiseta de la solidaridad y se disponen a desplegar una agenda para activarla en toda la ciudadanía. Un reporte de la Pastoral Social afirma que “Dentro de las acciones pastorales adelantadas están: acompañamiento a las comunidades afectadas, participación en ollas comunitarias, articulación con otras instituciones, participación en espacios interinstitucionales, ayuda en la entrega de kits de comida, aseo y cocina, hamacas y frazadas. Desde la Alianza Bajo Cauca de la cual hace parte la Pastoral Social de la Diócesis de Santa Rosa de Osos, se tienen programas una serie de actividades con el fin de recolectar fondos para la población damnificada”.

Una de las actividades para promover la solidaridad será este viernes 19 de mayo  a las 7:00 p.m., con el “Concierto de piano por los damnificados de la ola invernal”, en el teatro municipal. Allí la boleta se convierte en una donación de $10 mil. De igual manera el sábado 20 se están preparando otras actividades, que además promover el encuentro y el disfrute se constituyen en un mensaje y en campaña de solidaridad con los damnificados del Bajo Cauca antioqueño.


Impactos son más profundos en regiones con alta deuda social

Los impactos sociales de las afectaciones por el invierno se hacen más graves cuando ocurren en regiones como el Bajo Cauca, que tiene los más altos niveles de Necesidades Básicas Insatisfechas, cerca del 60 de la población no tiene sus necesidades garantizadas —el nivel más alto del departamento—.

Complementario a esto a pesar de ser la subregión que produce el 57% del oro de Antioquia su índice de Calidad de Vida Multidimensional es el más bajo del departamento, 25,8 punto con respecto a 100 que sería el máximo.

De igual manera es  indispensable pensar en soluciones estructurales, en una subregión donde una porción importante de sus 40 mil hectáreas de humedales han sido absolutamente degradas por la actividad minera legal, informal e ilegal, y donde además hay problemas de sedimentación en ríos y quebradas.

De hecho hoy mucha parte de las operaciones que sobre el rio Nechí desarrolla mineros S.A., se hace sobre los pocos humedales que quedan. Es fundamental que en las estrategias de largo plazo la defensa de los humedales que quedan sea central en la agenda de desarrollo de la subregión.


[1] Trujillo Villa, C. (13 de mayo de 2017). El Colombiano. Recuperado de: http://www.elcolombiano.com/antioquia/invierno-en-antioquia-ya-deja-23-000-damnificados-IF6520684

No hay comentarios

Dejar respuesta