Paramilitares tienen bajo amenaza a la Asociación Campesina de San José de Apartadó

La organización de campesinos denunció que en ese corregimiento de Urabá están ocurriendo desplazamientos gota a gota que en muchos casos no son denunciados por temor.

2
295
Los voceros de la asociación campesina denunciaron en Medellín la difícil situación de derechos humanos que vive el corregimiento.

Dos miembros de la Asociación de Campesinos de San José de Apartadó (Acasa) se desplazaron del corregimiento tras recibir amenazas de las Autodefensas Gaitanistas de Colombia (AGC) en esa zona del Urabá antioqueño.

Este artículo también está disponible en El Espectador.com:

http://bit.ly/2rsKj6u

Las intimidaciones se han extendido de tal manera, que en la actualidad  “todos los líderes de la asociación campesina han sido amenazados”, algunos de forma personal en las veredas y otros por vía telefónica, aseguró Johan Giraldo, vocero del Proceso Social de Garantías Antioquia.

El defensor de derechos humanos agregó que en las 32 veredas de San José de Apartadó hay reportes de presencia paramilitar. Además denunció que las AGC están reclutando menores de edad y obligan a los campesinos a continuar sembrando coca.

“Los paramilitares no le están permitiendo a la gente acceder al programa de sustitución de cultivos de uso ilícito. Obligan a la gente a sembrar coca y al que no quiere sembrar lo obligan a vender la tierra”, manifestó Giraldo.

Las denuncias de la organización campesina indican que los miembros de las AGC arriban a las veredas y le dicen a la gente que llegaron para quedarse, que intimidan a las personas para que no denuncien e, incluso, que han ingresado a la cabecera del corregimiento vestidos de civil y portando armas cortas.

Según Ruber García, miembro de Acasa, “la problemática del corregimiento y sus veredas es muy grave porque hay riesgo de que ocurran desplazamientos y masacres”.

Por eso, el líder campesino manifestó que “en San José de Apartadó no se está cumpliendo la implementación del Acuerdo de paz logrado con las FARC”.

Y es que desde hace un año y medio, cuando los frentes 5 y el frente 58 de las FARC salieron del territorio para concentrarse en Dabeiba, las AGC viene copando las zonas que dejó el grupo insurgente, sin que esos territorios sean controlados por el Ejército y la institucionalidad, afirmó Johan Giraldo.

Lo complicado, anotó el vocero del proceso de garantías, es que existen denuncias sobre la relación de algunos miembros del Ejército con las AGC y la institucionalidad no reconoce este fenómeno.

“Hace dos meses le entregamos al Gobierno un mapa con todos los lugares donde estaban los ‘puntos’ (vigilantes de las AGC) en San José de Apartadó, y al día de hoy no ha pasado nada. En términos de seguridad no se ha avanzado. La complicidad de la Brigada XVII es muy grave”, reprochó Johan Giraldo.

Exigen garantías para la comunidad

“El temor que tenemos es a que se repita el exterminio de la UP”. Así se expresó Jesús Cataño, nieto de Bartolomé Cataño, fundador del corregimiento San José, asesinado por paramilitares en agosto de 1996 cuando era concejal de Apartadó por la Unión Patriótica.

“La situación de ahora nos recuerda esos tiempos en que los líderes decían: nos van a matar, protéjannos. Y por eso estamos suplicándole al Gobierno que no nos deje exterminar, que nos van matar”, agregó Jesús Cataño.

Por eso, los integrantes de Acasa y el Proceso Social de Garantías les hacen tres exigencias puntuales al Gobierno y al Estado colombiano. La primera es el desmonte del paramilitarismo no solo en San José de Apartadó sino en todo el país. La segunda es una reestructuración efectiva de la Brigada XVII. Y la tercera, una sesión extraordinaria de la Comisión de Seguridad y Garantías creada en el marco de los diálogos de La Habana.

Esa comisión, explicó Johan Giraldo, “es justamente para estos territorios donde las FARC dejaron desprotegida a la gente. Se supone que ya está programada y que Urabá es una de las regiones priorizadas para hacer una reunión de la comisión, pero no aparece, se instaló en el Cauca y no volvimos a saber de ella.”

La demanda que hicieron los líderes es que en menos de un mes la comisión realice una sesión para tomar medidas y desarrollar acciones que permitan solucionar el problema que existe hoy en San José de Apartadó.

Banner Paz Vida

2 Comentarios

Dejar respuesta