Cerca de 300 personas se reunirán este sábado 15 de julio en la institución educativa Bartolomé Cataño, del corregimiento San José de Apartadó, para respaldar la firma de un pacto social y político por la Paz y la Reconciliación en Urabá.

Evento Pacto Paz y Reconciliacion San Jose de Apartado

Dos mujeres, Esneda López Vélez, presidenta regional de la Unión Patriótica (UP), e Inca Libertad, asesora de la Asociación de Campesinos de San José de Apartadó (Acasa), fueron las impulsoras de esta iniciativa está convocando a empresarios, iglesias, comerciantes, transportadores, partidos políticos y organizaciones sociales de la región.

El llamado es a firmar un pacto, “para en adelante tener una sana convivencia, respetarnos los unos a los otros, hacer campañas políticas transparentes, con respeto, sin armas, darle un toque de paz a Urabá”, expresó Esneda López.

La propuesta se hace en una región cuya historia ha estado atravesada por la violencia política y la disputa violenta por la tierra con acontecimientos como: la masacre de líderes sindicales, las tomas de tierras promovidas por grupos insurgentes como el EPL, el desplazamiento y despojo de tierras a campesinos por parte de paramilitares y sectores empresariales, el asesinato de líderes de la UP, por mencionar algunos.

De hecho, el pacto por la paz y la reconciliación en Urabá se firmará en San José de Apartadó cuatro días después de que paramilitares incursionaran a ese corregimiento para pintar grafitis con las iniciales de las Autodefensas Gaitanistas de Colombia (AGC). IPC hace un llamado al Estado colombiano frente a la expansión del paramilitarismo en San José de Apartadó

Preparando el territorio para la firma del pacto, y en un acto de resistencia al paramilitarismo, los habitantes de San José pintaron paisajes y mensajes de paz sobre los grafitis que dejaron los paramilitares en esa última incursión.

Entre otros asuntos, esa presencia del paramilitarismo ha sido una de las razones para elegir a San José de Apartadó como el territorio donde se ratificará esta propuesta de paz y reconciliación, ya que “este corregimiento ha sido y sigue siendo una de las zonas más golpeadas por la violencia en Urabá”, recordó Esneda López.

De esta manera, se espera “irle bajando el tono a lo que está pasando allá, donde hay mucha presencia de grupos armados. La idea es que la comunidad y los campesinos puedan vivir tranquilos, y hacer sus labores cotidianas sin el temor de ser masacrados como ocurrió en años anteriores”, concluyó la lideresa política.

No hay comentarios

Dejar respuesta