FARC postularán candidatos a las circunscripciones especiales de paz

La participación política de la Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (FARC) comienza a ser una realidad, como lo anunciaron en Antioquia voceros de ese movimiento que se alista para participar en las próximas elecciones.

0
185
Los voceros del partido de las FARC revelaron que no tienen un candidato propio para las elecciones presidenciales de 2018 y agregaron que aún no han definido que candidatura apoyar.

En rueda de prensa este lunes 25 de septiembre en Medellín, la vocería en Antioquia de la Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (FARC) se refirió a la estrategia que viene construyendo el partido político para participar en los comicios de 2018, y advirtió que desde ya, su participación enfrenta obstáculos, algunos derivados de los incumplimientos al acuerdo de paz y otros de los sectores políticos que se oponen al proceso.

“Por ahora estamos pensando en las circunscripciones especiales” como estrategia para alcanzar curules en la Cámara de Representantes, reveló Francy María Orrego Medina, integrante del Consejo Político Nacional, conocida en las FARC como ‘Érika Montero’. “Las comunidades irán a elegir sus representantes y lógicamente nuestro partido también va a tener sus representantes”.

Francy Orrego anunció que en Antioquia el partido político será lanzado oficialmente en un evento público que tendrá lugar en Medellín entre los meses de octubre y noviembre, y anotó que el movimiento estará abierto a la convergencia.

Al respecto, Olmedo Ruiz, vocero de las FARC en Antioquia, explicó que el nuevo partido político todavía tiene “que crear algunos espacios democráticos, que permitan proponer candidatos propios y la posibilidad de hacer alianzas con otros sectores”.

Lo que se ha dicho hasta ahora al interior de las FARC, agregó Manuel Antonio González Benítez, miembro del Consejo Nacional de los Comunes, conocido como ‘Elmer Arrieta’,  es que “a las presidenciales vamos en convergencia con otros sectores o partidos. Pero sí aspiramos participar a la Gobernación, los Concejos y las Asambleas” con candidatos propios.

Considerando todo lo anterior, podría inferirse que la estrategia política del nuevo partido aún está en construcción y que son varios los desafíos que tiene el otrora grupo insurgente para participar en democracia, entre ellos las tensiones internas conocidas al término del congreso constitutivo de la Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común llevado a cabo el 27 de agosto.

Quince días después de que se celebrara el congreso, que designó como director del nuevo partido a Rodrigo Londoño Jiménez quien antes ejercía como máximo jefe del grupo insurgente, se conoció una carta en la que el mismo “Timoleón”, como se conoce en las FARC, se refirió a diferencias internas y reveló que hubo esfuerzos desde afuera y “desafortunadamente desde dentro para que el Congreso fuera un fracaso”. Además anotó que fue cuestionada su idoneidad como director de la colectividad.

Pese a este antecedente, Francy Orrego, manifestó que “el partido de las FARC está más unido que nunca. Que haya divergencias, discusiones, como a las que tuvo derecho toda la militancia en la celebración del Congreso, es lo normal en cualquier partido político u organización. Tiene que haber discusión abierta, no puede haber monólogos ni quien diga que se hace, o que haya una obediencia ciega, sino que la gente tiene que tener el espacio para hacer la divergencia de conceptos”.

Sectores políticos y hasta el Fiscal obstaculizan el proceso

De esa forma lo expresó Olmedo Ruiz, quien manifestó que los acuerdos de paz “se han visto afectados por algunos sectores que los quieren volver a renegociar. Hay sectores en este país que no le están apostando a los acuerdos, incluido el Fiscal (Néstor Humberto Martínez), que ha sido (un palo en la) rueda para la implementación de los acuerdos”.

Por su parte, Francy Orrego, afirmó que los señalamientos que se han hecho contra el partido y sus miembros “son mal intencionados” y anotó que el movimiento está dispuesto a debatirlos “de manera sana y serena porque esa es la política”.

Lo que ocurre, sostiene Manuel Antonio González, es que “siempre que nosotros proponemos algo nos bloquean, nos dicen que no es así, que todavía no tenemos esa autoridad moral, esa autoridad como partido; todavía nos satanizan y creo que si no hay confianza no se va a dar la cosa”.

Para Francy Orrego lo más preocupante son las barreras que se ponen a la implementación de los acuerdos de paz . En el caso de las Circunscripciones Especiales de Paz, por ejemplo, “algunos congresistas están obstaculizando la reforma. Siendo así, quedarían más de 117 municipios sin la participación y habría una clara violación al acuerdo de participación política”.

A esto se suma la deuda que ya arrastra el gobierno colombiano con los Espacios Territoriales de Reincorporación, en muchos de los cuales todavía no hay agua potable, no se han terminado las obras de infraestructura, hay problemas de inseguridad y deficiencias en la atención en salud, advirtió Olmedo Ruiz.

Según el vocero de las FARC en Antioquia, “la reincorporación no se ha implementado ni en lo político, ni en lo económico pero tampoco en lo social y lo cultural”. Por eso, el llamado es a que el Gobierno “cumpla con los acuerdos construidos en La Habana, entre eso, lo de circunscripciones especiales, lo de reincorporación, lo del punto uno sobre la democratización de la tierra, lo de participación política y lo de garantizar el monopolio de la fuerza por parte del Estado”.

A pesar de las dificultades, Manuel Antonio González, sostiene que “el partido de las FARC nació para hacer la paz. Esa fue la tarea que comenzamos y es a la que le queremos dar fin con la ayuda de todo el pueblo colombiano”.

Por eso, el nuevo movimiento aprovechó para hacer un llamado a la sociedad en general para que acompañe el proceso y respalde la implementación de lo acordado.

No hay comentarios

Dejar respuesta