Déficits en salud y educación, presencia de actores armados, discriminación y estigmatización a líderes y lideresas, daños ambientales y vulneración de derechos humanos por parte de algunas empresas, afectación del derecho al trabajo, y uso excesivo de la fuerza por parte de la Policía y el Ejército, fueron algunas problemáticas que identificaron en sus territorios los estudiantes de la “Escuela Itinerante de Formación en Derechos Humanos, empresa y desarrollo territorial”, realizada entre el 9 y el 11 de octubre en el parque educativo de Remedios, Nordeste antioqueño.

La Escuela capacitó a 20 líderes provenientes de las zonas urbanas y rurales del municipio de Segovia, quienes se adentraron en un proceso de acción colectiva y  dialogo de saberes basado en conceptos como la solidaridad, la horizontalidad, la autogestión y el compañerismo.

Este proceso de formación hace parte del proyecto “Derechos sin Estigmas: estándares de DDHH, empresas y veeduría ciudadana en dos municipios de la región del Nudo de Paramillo”, desarrollado por el Instituto Popular de Capacitación (IPC) con el apoyo  del Programa de Derechos Humanos de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID).

Lo que se propone la Escuela, indicó Mónica Rojas, coordinadora del proyecto, “es fortalecer las capacidades de los actores sociales, comunitarios e institucionales de los territorios y sus conocimientos acerca de la relación entre derechos humanos y empresa. Esta escuela se realizó inicialmente en el mes de agosto en el Norte de Antioquia, en la vereda Pascuitá del municipio de Ituango, y en esta ocasión la desarrollamos en el Nordeste del departamento”.

A través de esta iniciativa se espera propiciar la generación de propuestas de promoción, defensa y protección de los DDHH en estos territorios, y se pretende construir un grupo de interés en cada municipio para hacer veeduría a las violaciones de derechos humanos por parte de las empresas, agregó Mónica Rojas.

No hay comentarios

Dejar respuesta