Desde hace varias décadas, a nivel local e internacional, se vienen desarrollando debates en torno al deber que tienen las empresas frente a la protección y respecto de los derechos humanos. En un comienzo, la discusión estuvo centrada principalmente en el derecho al trabajo, pero en los últimos años la cuestión se ha ido profundizando y ha empezado a abordar conflictos relacionados con el daño al medio ambiente, el desplazamiento, las afectaciones en salud, entre otros, que implican la garantía de una gama cada vez más amplia de derechos: económicos, sociales y culturales (DESC), y derechos de los pueblos.

Por ello en 2011 Naciones Unidas aprobó el Marco Ruggie en derechos humanos y empresa cuyos principios rectores  exigen a las empresas respetar los derechos humanos, al Estado proteger a las comunidades y a ambos a reparar el daño ocasionado por el accionar empresarial.

Dicho marco tuvo nuevos avances en 2014 cuando se aprobó la elaboración de un instrumento internacional jurídicamente vinculante sobre las empresas trasnacionales y otras empresas. Hoy este instrumento puede resultar de gran utilidad para afrontar los conflictos minero energéticos y otros conflictos con diferentes tipos de empresas en los territorios de Colombia.

Este video hace parte de la campaña Derechos sin Estigmas: Derechos Humanos, empresa y territorio en los municipios de Ituango y Segovia, desarrollado por el Instituto Popular de Capacitación con apoyo del Programa de Derechos Humanos de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (Usaid).

Es así como ante la proliferación de los conflictos entre empresas, gobiernos locales y comunidades la vulneración de los derechos humanos derivados de la operación empresarial, principalmente en el campo de la extracción minera; así como la estigmatización de líderes/lideresas y defensores/defensoras que luchan por sus comunidades en los territorios de Ituango y Segovia, en la región del Nudo de Paramillo, se hace necesario, desde una estrategia de comunicación y opinión pública, dar a conocer y difundir los Principios Rectores en Derechos Humanos y Empresa para promover la apropiación de los mismos, incentivar la discusión en torno a prácticas empresariales respetuosas de los DD.HH. y exigir la NO discriminación de los líderes/lideresas y defensores/defensoras de derechos humanos que trabajan en el territorio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here