Asesinado José Herrera, líder de sustitución de cultivos de uso ilícito en el Norte de Antioquia

Con la muerte de este campesino ya son cinco los líderes asesinados en el departamento en lo corrido de 2018. Hace apenas una semana organizaciones de derechos humanos denunciaron riesgos y amenazas para liderazgos del Norte y Bajo Cauca antioqueños.

0
692
Con el asesinato de José Herrera son 5 los líderes asesinados en Antioquia en 2018. De 2010 a la fecha han sido asesinados 163 líderes sociales en Antioquia según datos del Proceso de Garantías y la CCEEU. Foto: cortesía.

Aunque inicialmente autoridades de Valdivia dijeron que el cuerpo sin vida del líder José Herrera, quien había desaparecido esta misma semana del corregimiento Puerto Valdivia del municipio de Valdivia en el Norte de Antioquia, había sido hallado este jueves en la vereda Filadelfia de Ituango. Posteriormente el caso se volvió un misterio cuando el Ejército negó el hallazgo del cadáver.

Una semana después, organizaciones de derechos humanos informaron, con base en información de las autoridades, que el cuerpo de José Herrera fue hallado en las aguas del río Cauca, a la altura del municipio de Caucasia en alto grado de descomposición.

Herrera era vocero en esa población de la Comisión Municipal de Planeación Participativa del Plan Nacional Integral de Sustitución, conformado a partir de la implementación del punto cuatro del acuerdo de paz entre el Gobierno colombiano y las FARC sobre cultivos de uso ilícito.

En su trayectoria de líder rural, fue cofundador de la Asociación de Campesinos del Bajo Cauca (Asobac), presidente de la Asociación de Campesinos de Toledo, presidente de la Junta de Acción Comunal de la Vereda La Meseta y coordinador del Comité Municipal de Coquicultores de Valdivia creado el 17 de febrero de 2017 en Puerto Valdivia. Ver: La erradicación forzada choca de frente con el proceso de sustitución

Con la muerte de Herrera son cinco los líderes asesinados en 2018 en el departamento según datos del Proceso Social de Garantías y el Nodo Antioquia de la Coordinación Colombia Europa Estados Unidos (CCEEU).

A través de un comunicado estas organizaciones denunciaron que en el territorio donde fue asesinado José Herrera hay presencia paramilitar de las Autodefensas Gaitanistas de Colombia (AGC), de la disidencia del Frente 36 de las FARC, y de la Policía Nacional y el Ejército que tendría 1.300 uniformados en la zona. Ver comunicado

Norte y Bajo Cauca zonas de riesgo para líderes y defensores

En rueda de prensa realizada el 15 de marzo en Medellín, ambas plataformas de derechos humanos denunciaron una situación de alto riesgo para líderes y defensores en la región, principalmente en las zonas del Norte y Bajo antioqueño.

En estos territorios, reveló la denuncia, hay vulneraciones a los derechos humanos por acciones de confinamiento y control territorial por parte de los actores armados, restricciones a la libre movilidad en horas de la noche, extorsiones e intimidaciones a las comunidades.

De acuerdo con el pronunciamiento, en el Norte las zonas críticas son Valdivia, corregimiento Puerto Valdivia; e Ituango, corregimientos Santa Rita, El Aro y La Granja. Y en el Bajo Cauca, el municipio de Tarazá, veredas Cañón de Iglesias, El Cinco, El Doce, El Catorce, El Quince y Puerto Antioquia, así como el corregimiento La Caucana por enfrentamientos entre las Autodefensas Gaitanistas de Colombia (AGC) y Los Caparrapos.

“Solo en Tarazá, entre el 1 de enero y el 28 de febrero de este año, se han registrado 23 asesinatos. Para el mismo lapso del 2017 se reportaron 6 casos”, reveló la Defensoría del Pueblo a través de un comunicado. Ver comunicado Defensoría

La crisis humanitaria denunciada por la Defensoría en las regiones del Norte y Bajo Cauca antioqueños, así como en el Sur de Córdoba, deja 2.192 personas (732 familias) desplazadas de su territorio entre el 1 de enero y el 9 de marzo de 2018.

Sobre la situación de líderes y defensores de derechos humanos el Ministerio Público reportó los asesinatos de dos presidentes de Juntas de Acción Comunal en San José de Uré (Córdoba), de líderes indígenas en Caucasia y Cáceres, y de campesinos relacionados con los procesos de sustitución de cultivos en Tarazá.

Por ello la Defensoría exigió al Gobierno Nacional que refuerce la intervención en apoyo a los entes territoriales para afrontar la crisis humanitaria y de riesgos que atraviesan estos territorios, y pidió “acciones efectivas de prevención al desplazamiento forzado y de protección de los derechos fundamentales a la vida, libertad e integridad personal”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here