En los últimos años, Colombia ha priorizado en su economía la extracción de minerales e hidrocarburos como fuente de riqueza. El proceso ha tenido un alto costo para el medio ambiente, las comunidades y los derechos humanos. Pero en nuestro territorio hay muchos otros recursos naturales cuya conservación representa una riqueza que traspasa lo económico.

Según WWF-Colombia, el agua es una de las mayores riquezas del país que cuenta con seis nevados, 44% de los páramos de Sudamérica, cinco vertientes hidrográficas, 30 grandes ríos, 1,277 lagunas y más de 1,000 ciénagas.  De igual forma, la Asociación Internacional de Jardines Botánicos para la Conservación -BGCI por sus siglas en inglés- en sus últimos informes, ubicó a Colombia como el segundo país con mayor diversidad de árboles con 5,776 especies, solo superado por Brasil con 8,715 especies

Estas son solo algunas de las privilegiadas condiciones ambientales en el país, lo cual ha conllevado una necesidad histórica a la legislación y protección den el territorio nacional. Aunque ya hay leyes para ello, como la Sentencia 622 del 2016 de la Corte Constitucional en la que se reconocen derechos a la cuenca del río Atrato y la Sentencia 4660 de la Corte Suprema de Justicia en la que se reconocen derechos a la Amazonia, el problema ha sido que se cumplan.

La minería ilegal, e incluso la legal, en territorios en que no se debe llevar actividad industrial alguna, además de los métodos dañinos para la extracción de petróleo como el Fracking y la tala ilegal de árboles, ponen en grave peligro la riqueza natural que enorgullece a los colombianos, la cual lamentablemente también se ha normalizado y llega a ser indiferente en repetidas ocasiones.

Siendo el panorama actual del país bastante crítico, se propone llevar a cabo el próximo 25 y 26 de octubre en el Parque Natural Chicaque, el Acto Ciudadano Encuentro Planetario “El Universo del Agua: la Vida”.  Un encuentro apoyado por 200 ciudadanos que están inscritos para este acto en función del patrimonio natural de los colombianos y el derecho a todas las formas de vida.

Jorge Eliecer Rivera Franco, coordinador del Movimiento Cívico Participativo (MCP) y uno de los organizadores, afirma que este encuentro busca contribuir con la información y formación de los ciudadanos que participaran en el encuentro y que representan a 18 departamentos, a distintas organizaciones de la sociedad civil, del Estado y a instituciones universitarias que se han vinculado.

La agenda de este encuentro será de dos días. El primer día se tienen seis ponencias y el segundo día se tendrán seis mesas temáticas donde se profundizarán los asuntos tratados en la primera jornada.

Se escogió el Parque Natural Chicaque, porque el evento se hace en memoria del fundador del parque Manuel Escobar Lozano, además, este es una reserva natural de 300 hectáreas de bosque que hace una conversión de gas carbónico en un monto de 21,000 toneladas al año, es un regulador del clima de Bogotá y es un punto muy importante en el que se puede llamar el ciclo hidrológico del agua.

El mayor aporte de este encuentro será la preparación de un documento que será enviado al Gobierno Nacional, a los miembros del Congreso de la República y al Concejo Nacional de Planeación con la idea de que estos elementos sean considerados en la formulación y ajustes de las bases del Plan Nacional de Desarrollo 2018-2022.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here