Por fin instalaron el Conpaz de Medellín

A través de este órgano, que debió empezar a funcionar al menos en diciembre pasado, representantes de distintos sectores asesorarán a la Alcaldía en la implementación de medidas que favorezcan la construcción de paz territorial en las comunas y corregimientos de la ciudad.

0
91
El acto de instalación del Conpaz de Medellín se realizó en Plaza Mayor. Foto: Ana María Cadavid.

Luego de casi un año y medio de su creación, representantes de la institucionalidad local y sectores sociales instalaron por fin el Consejo Territorial de Paz, Reconciliación y Convivencia (Conpaz) de Medellín. Este servirá como órgano legítimo de asesoría y consulta para la Administración Municipal en temas de paz, no estigmatización y posacuerdo.

Dicho órgano hace parte de la infraestructura institucional derivada de lo acordado entre el Gobierno y la exguerrilla de las FARC-EP, para viabilizar la implementación de la paz territorial. De hecho, fue concebido como política de Estado para evitar que su funcionamiento no dependa de los gobernantes de turno; en parte por eso, no está adscrito a ninguna dependencia de carácter municipal.

Tras su instalación, ayer, “lo que sigue es trabajar por el cumplimiento de los Acuerdos de Paz y por la búsqueda de la materialización de la paz como mandato constitucional; también para que continúe la negociación con la guerrilla del ELN y se cree una ley de sometimiento para las Bacrim. Así podremos empezar a hablar de una ciudad con paz duradera, integral y verdadera”, comentó Luz María Múnera, concejala de Medellín.

Ella, que a su vez es consejera del Conpaz, explicó que este cuenta con 96 integrantes elegidos por votación. De ellos, 65 pertenecen a la sociedad civil y representan a organizaciones sociales, comunales, de víctimas, defensoras de derechos humanos, empresas, medios de comunicación, etcétera. Ellos se coordinarán con la institucionalidad para abordar los temas de discusión de su incumbencia.

Además de esas organizaciones, Carlos Arcila, subsecretario de Derechos Humanos de la Secretaría de Inclusión Social y Familia, agregó que el resto de los consejeros son representantes locales del Ministerio Público (Personería, Defensoría del Pueblo y Procuraduría), el gabinete de la Alcaldía de Medellín y los organismos internacionales que también fueron convocados a participar.

En ese sentido, Arcila destacó que el Conpaz es resultado de un ejercicio participativo y democrático, que va a requerir de mucho dinamismo y compromiso de todos los consejeros, “quienes tienen diferentes miradas frente a la paz pero que, aun así, están dispuestos a trabajar conjuntamente en proyectos de ciudad en materia de derechos humanos, seguridad, reconciliación y convivencia”.

Suma de voluntades, necesaria para avanzar

Durante el Encuentro de consejos municipales de paz del área metropolitana, que se realizó en octubre del año pasado, se acordó que el Conpaz de Medellín empezaría a funcionar en diciembre. Días antes, integrantes del comité de impulso señalaron que no había voluntad política de la institucionalidad local para abordar los temas relacionados con la paz, porque no eran prioridad en la agenda de esta Alcaldía.

En contraste, Arcila aseguró que “siempre ha habido voluntad política. De hecho, el Conpaz es una iniciativa de la Administración, representada por el Concejo de Medellín”. Y añadió que la instalación de este órgano “manda un mensaje de compromiso importante del alcalde Federico Gutiérrez y de otras fuerzas políticas que están respaldando la entrada en funcionamiento de este espacio”.

Pero voluntad y compromiso son condiciones para los consejeros de todos los sectores, incluido el social. Esto, según Alfonso Insuasty, miembro de la Red Interuniversitaria por la Paz (Redipaz), también representa un reto para las organizaciones sociales, pues aún “les falta una mayor apropiación del tema de paz” y “escenarios de articulación permanente desde los que puedan coordinar acciones compartidas”.

Definirán reglamento y agenda de trabajo

El subsecretario Arcila explicó que el Conpaz debe sesionar cuatro veces al año. “Vamos a tratar de hacerlo, porque el Alcalde quiere hacer todas las sesiones, pero por tiempos y agenda no sabemos si lo lograremos; al menos dos sí alcanzamos a planearlas”. Por ahora, “lo importante es citar al primer Conpaz, para hacer el reglamento, establecer la agenda y dejar las comisiones trabajando”.

Por su parte, la concejala Múnera expresó que los consejeros están esperando a que la coordinación del Conpaz, integrada por un representante del sector social y otros de las secretarías de Inclusión Social y Seguridad de Medellín, “nos convoquen en los próximos días para pasarnos un cronograma de actividades”. Mientras eso ocurre, los consejeros están elaborando propuestas de agenda para presentar en la primera sesión.

Desde la lectura de algunos consejeros, como Múnera, uno de los primeros temas que este órgano debe abordar son las condiciones de seguridad en la ciudad, “porque están vinculadas directamente a la posibilidad de una paz duradera”. Por eso, “creemos que hay que hablar de un modelo de seguridad integral, que incluya inversión social en todos los renglones para lograr mayor equidad”.

Para conseguir ese tipo de transformación, que podría resumirse en lo que se ha denominado “paz urbana”, argumentó que también se debe “empezar a mirar la posibilidad de tener incidencia en Bogotá”. Esto se concretaría “enviándole al Senado de la República propuestas de reforma a la ley de sometimiento, de tal manera que también el Conpaz de Medellín pueda tener propuestas claras en este tema”.

A los habitantes de la ciudad, ahora les queda como responsabilidades acompañar en sus decisiones a los consejeros y ser garantes del debido funcionamiento del Consejo Territorial de Paz, Reconciliación y Convivencia (Conpaz), creado por el Concejo de Medellín a través del Acuerdo 049 de septiembre de 2017 y enmarcado en el Decreto Ley 885 de mayo de 2017.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here