Las preguntas de la Comisión de la Verdad

A pesar de que la Comisión de la Verdad funciona con la mitad de las personas necesarias, el padre Francisco de Roux señaló en la rendición de cuentas que esta institución avanza y cumple su mandato.

2
85
Foto: centrodememoriahistorica.gov.co

¿Acaso no es positivo que las Farc dejaron las armas y que 11 mil de los excombatientes están en el proceso de reincorporación?, se preguntó el padre Francisco de Roux, en la audiencia de rendición de cuentas de la Comisión de la Verdad el 25 de julio. ¿Acaso no es positivo que el partido Farc haya decidido continuar?, volvió a preguntar. A esto le siguieron varias preguntas, en su tono calmo: ¿acaso no es positivo que el presidente haya llamado a que no se manipule la paz para hacer campañas? ¿Acaso no es positivo que los secuestros y las desapariciones forzadas se sitúan por debajo del 20% de lo que se conoció en el conflicto armado? ¿Acaso no es positivo que la JEP haya tenido el apoyo mayoritario del congreso?

La Comisión de la Verdad tiene 29 meses por delante antes de publicar su informe final. Aunque hay avances positivos, hay otros que no lo son.

Menos positivo

¿Por qué se generalizó la desconfianza?, se preguntó de Roux, ¿Por qué la fuerza pública y el ministerio público no ocuparon los territorios que dejaron las Farc? ¿Cómo podemos avanzar juntos en esta búsqueda de la no repetición?

En esta jornada de rendición de cuentas, de Roux señaló que dejarán un informe final con resultados y recomendaciones, pero que las preguntas persisten. Positivo del ahora, indicó el comisionado Alejandro Valencia, que están trabajando de la mano con la JEP y la Unidad para la búsqueda de personas desaparecidas, “uno de los retos es la temporalidad de las instituciones, ya que todas tienen tiempos distintos”.

No tan positivo, el balance de Mauricio Katz, secretario de la Comisión, sobre los recursos disponibles para cumplir su mandato. “Nosotros hicimos un estudio técnico para saber el número de personas que necesitábamos. Necesitamos 455 personas. Este año tenemos autorizada una planta de 212 personas. Tenemos menos del 50% de personas que requerimos”, señaló. Solo hasta el próximo año tienen certeza de que el gobierno garantizará que tengan los servidores que se requieren.

“En concreto, si nos mantenemos en el monto de recursos tendremos serias dificultades, con un elemento final: hemos comprobado que tenemos una capacidad de ejecución y que los recursos que se dan se ejecutan de manera eficiente”, agregó Katz.

La intervención de Katz dio cuenta de que pese a las dificultades, la Comisión ha avanzado. Hoy, tienen presencia en 29 ciudades del país y tienen Casas de la verdad en 19, dos de ellas en Antioquia: Medellín y Apartadó.  “Este balance tiene la dificultad de que al no contar con las 455 personas que habíamos planteado más una reducción del presupuesto, hemos reducido el número de personas: esperábamos tener 12 personas en cada casa, y hoy tenemos entre cinco y seis personas”.

Lea también: Abrir las puertas y hablar

Palabras amigas

En la rendición de cuentas se leyeron algunas preguntas tomadas de las redes sociales y se escucharon las voces de organizaciones amigas del proceso de paz. El sacerdote Héctor Fabio Henao, del Consejo Nacional de Paz, manifestó la intención de que ambas instituciones den pasos  hacia la convivencia en los territorios.

Por su parte, Marina Gallego, de la Ruta pacífica de las mujeres, dijo que “a pesar de las cosas que vemos difíciles, el país va a avanzar en la construcción de paz. En cuanto a las preguntas difíciles o negativas, estamos en el camino. Lo demuestran los avances del sistema. La Comisión va a ser nuestro primer avance con certeza en el 2021, frente a la verdad que va a expresar. Quiero ratificar el apoyo de las mujeres  a que esta verdad sea un avance importante frente al tratamiento del pasado, recomendaciones que se seguirán construyendo”.

Pero también habló Raúl Rosende, de la misión de verificación de Naciones Unidas. Para él, el de Colombia es un proceso innovador frente a otros en el mundo, “sienta un precedente que la comunidad internacional y Naciones Unidas lo va a aprovechar para lecciones en otros conflictos del mundo. En un corto periodo, el Sistema ha tenido logros importantísimos, el arranque siempre es difícil por razones técnicas y políticas. Cuando uno compara Colombia con otros lugares del mundo, los logros son sumamente importantes y explícitos”, concluyó.

Lea también: Comisión de la Verdad documentará “el problema de la tierra” en Urabá

2 Comentarios

Comments are closed.