Foro: «Bajo Cauca: conflicto, modelo de desarrollo y territorio»

Líderes y organizaciones sociales del Bajo Cauca e instituciones del Estado participarán de este evento, organizado por el Instituto Popular de Capacitación (IPC), para analizar la crisis humanitaria de esta región y buscar alternativas para su solución.

2
126
Caravana humanitaria por el Bajo Cauca: Foto: Yeison Camilo García.

Tarazá es en la actualidad uno de los diez municipios con más cultivos de coca en el país, según el Observatorio de Drogas de Colombia. En este municipio, y en los otros cinco que componen el Bajo Cauca –Caucasia, Nechí, El Bagre, Zaragoza y Cáceres- hay un conflicto que incluye la ruta de la coca, la minería y la extorsión. Hace un mes, el coronel Óscar Valbuena, de la Séptima división del Ejército, le dijo a la Agencia de Prensa IPC que en esa región habían tenido 78 operaciones militares contra los grupos armados ilegales de esa zona.

Además del conflicto y la disputa por las rentas ilegales, en el Bajo Cauca persisten unas condiciones económicas y sociales complejas. Ocupa, por ejemplo, el primer lugar en términos de pobreza (58.96%) y miseria (30,32%) en Antioquia.

Tradicionalmente, la minería de oro ha sido considerada “el renglón más importante de la economía de esta subregión”. De hecho, la Confederación Nacional de Mineros de Colombia (Conaminercol) reconoció a mediados de 2012 que aproximadamente el 80% de la población dependía de la explotación del oro. Solo el municipio de El Bagre genera cerca del 50% del que se produce en todo el Bajo Cauca; y, en 2017, presentó la mayor producción de oro del país: un 13%.

Por su parte, los cultivos ilícitos también son significativos en la subregión. Fuentes oficiales dan cuenta de que allá hay unas 13.000 hectáreas de cultivos de coca, de las cuales las autoridades pretenden erradicar 8.000 en el transcurso de este año.

“Como Instituto, hemos evidenciado que el ejercicio de ambas actividades, minería y cultivos, ha sido determinante en la dinámica de violencia que atraviesa esta subregión: distintas estructuras armadas se han disputado el control de los recursos derivados de aquellas, para la financiación de sus operaciones militares. A la par, han aprovechado la cuenca del río Cauca para establecer corredores estratégicos de movilidad, por donde han transportado tropas, drogas y armamento para dar continuidad a la guerra”, dice Mónica Rojas, investigadora del Instituto Popular de Capacitación (IPC).

Por estas razones, el IPC organizará el foro “Bajo Cauca: conflicto, modelo de desarrollo y territorio”, para analizar la situación que viven los pobladores de esta región. En este evento, que se celebrará en el Salón Concejo del Museo de Antioquia, participarán líderes sociales de los seis municipios de esa zona, además de organizaciones sociales e instituciones del Estado, ante quienes se incidirá para construir de manera conjunta alternativas y propuestas para solucionar la denominada crisis humanitaria.

Las inscripciones se pueden hacer a través del correo ipc@ipc.org.co

Ver también: La crisis humanitaria del Bajo Cauca que está lejos de resolverse

2 Comentarios

Comments are closed.