Lucho Acosta, coordinador nacional de la Guardia Indígena

IPC. ¿Cuál es la posición de los pueblos indígenas frente a este Paro Nacional?

Lucho Acosta. Los indígenas estamos ubicados en 102 lugares de movilización acompañando el Paro Nacional. Nuestra posición, en la reivindicación de derechos, es rechazar la brutalidad policial, el ataque y el manejo militar hacia la protesta nacional. Seguimos en pie de lucha acompañando a los otros sectores, hacemos parte del Comité Nacional del Paro, exigiendo los puntos que están en la agenda, en la crisis que vive Colombia.

Hicimos alianza con sectores estudiantiles, de barrio, campesinos. El movimiento acompaña y se posiciona en este ejercicio de movilización nacional, en rechazo de este Gobierno que no reconoce los derechos de los pueblos indígenas y del pueblo colombiano. En ese sentido, nuestra posición es de resistencia, también de diálogo, fraterno y serio.

IPC. ¿Hacia cuáles ciudades se están movilizando los indígenas?

L.A. Los indígenas se están moviendo del Meta hacia Villavicencio, con posible subida a Bogotá; los Nasa y Pijao del Tolima se están movilizando hacia Ibagué; los indígenas de La Plata se movilizan hacia Neiva, en Huila; y el Cauca está decidiendo una gran minga hacia Bogotá. Estuvimos en Cali, pero algunos dicen que tenemos que ir a la capital; en Pasto hay movilizaciones de los indígenas de Nariño; también hay movilizaciones de respaldo en Popayán, con la arremetida contra los estudiantes.

IPC. ¿Por qué se están movilizando hacia las ciudades capitales?

L.A. Un poco por el trato que se le está dando a las movilizaciones de los jóvenes. Nosotros vamos como respaldo social. A la Guardia Indígena, de alguna manera la han respetado, y eso blinda un poco, como sucedió en Cali, de acompañar y proteger a los muchachos, además de que es un ejercicio de visibilización de las comunidades.

IPC. ¿Cuál lectura hacen ante el rechazo de parte de la ciudadanía, incluso la discriminación hacia los pueblos indígenas?

L.A. Los pueblos indígenas hemos sido discriminados desde la conquista. Desde hace mucho tiempo viene un proceso xenofóbico hacia nosotros, y las políticas de estado de los últimos gobiernos no han ayudado a que se nos respete. Por eso algunas personas de la extrema derecha empiezan a generar esa xenofobia porque no nos ven como indígenas sino como guerrilleros, no nos ven como indígenas de derechos sino como invasores, porque salimos a reclamar. La xenofobia no viene solo de estas personas, viene de las instituciones, de parte del Estado y los medios de comunicación, que han segregado y señalado a los pueblos indígenas por sus reclamos legítimos.

IPC. ¿Cuáles condiciones se deben dar para que los pueblos indígenas consideren que su movilización en las ciudades esté concluida durante el Paro Nacional?

L.A. Que haya un diálogo con garantías, que se reconozca la afectación a la marcha, que se investigue las muertes y las desapariciones, esto debe llevar a una reestructuración de la Policía y a un desmonte del Esmad; que se levante la presencia militar y del Esmad en los puntos de movilización de las comunidades. Estos son los primeros puntos para la negociación. Nosotros queremos que quiten la reforma a la salud, que se avance con la matrícula cero y con la renta básica.

El Gobierno anunció que va a destapar las vías como sea. Frente a eso habrá heridos. Nosotros vamos a seguir en lucha. Si no hay garantías de protesta, se irán sumando más indígenas.

IPC. Ante la llegada inminente de los indígenas del Suroeste de Antioquia a Medellín, la Organización Indígena de Antioquia (OIA) anunció que la minga en Medellín es totalmente pacífica…

L.A. Nosotros hemos dado ejemplo de dignidad y de paz. Los guardias indígenas hemos protegido senadores, policías, soldados, somos un organismo garante de derechos humanos en los territorios en los vivimos, a pesar de la guerra. Nosotros hemos sabido perdonar a quienes nos invadieron. Nadie nos puede señalar de que somos violentos, nosotros en todos los ejercicios de movilización hemos dado ejemplo, como la minga que hicimos en Bogotá.

En Medellín no es la primera vez que salimos, hemos mostrado que somos un ejercicio de paz.