Inicio Derechos Humanos Reflexión y homenaje: puntos centrales en jornadas Jesús María Valle

Reflexión y homenaje: puntos centrales en jornadas Jesús María Valle

-

Este próximo 27 de febrero, las organizaciones defensoras de derechos humanos de Medellín conmemorarán un nuevo aniversario de la trágica desaparición de Jesús María Valle Jaramillo, reconocido activista, abogado y docente universitario asesinado en una fecha como estas hace ya 11 años.

Al igual que en años anteriores, las organizaciones desarrollarán una variada agenda a través de la cual le recordarán al Estado colombiano que debido a su labor han sido perseguidos, estigmatizados y algunos como Valle Jaramillo, asesinados por parte de grupos armados ilegales, en ocasiones, con la comprobada connivencia o participación de la fuerza pública.

En esta ocasión, la jornada incluirá la entrega, por primera vez en la historia de la ciudad, de la distinción “Gran Defensor de Derechos Humanos Jesús María Valle”, creada mediante acuerdo municipal 023 de febrero de 2008 por el Concejo de Medellín, la cual busca rendir homenaje a las personas e instituciones con amplia trayectoria en este campo.

En su primera versión, el Concejo entregará la distinción en la categoría individual a la señora Elvia Urán de Beltrán, quien ha dedicado buena parte de sus 80 años de vida a brindar acompañamiento a las personas detenidas en la cárcel de Bellavista.

En la categoría institucional, el Cabildo condecorará al Grupo Interdisciplinario de Derechos Humanos (Gidh), organización no gubernamental con más de una década de experiencia en asesorar y proteger a las víctimas del conflicto armado urbano. El acto de entrega se realizará en el recinto principal de la Corporación a partir de las 8:00 de la mañana.

Pero sin duda uno de los actos de mayor trascendencia de la jornada será la presentación pública del reciente fallo proferido por la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Cidh) en donde condena al Estado colombiano tras considerar que, en el caso de Valle Jaramillo, se violaron los derechos a la libertad personal, la integridad personal y la vida, contenidos en los artículos 7.1, 5.1 y 4.1 de la Convención Americana de Derechos Humanos, en relación con las garantías de seguridad que debió brindarse en su momento al inmolado defensor de derechos humanos.

El acto de presentación y análisis se llevará a cabo en el auditorio principal de la Asociación de Institutores de Antioquia (Adida) a partir de las 5:00 de la tarde y estará a cargo de María Victoria Fallon, integrante del Grupo Interdisciplinario de Derechos Humanos, organización que representó los intereses de los familiares de Valle ante la Cidh.

Además de analizar las implicaciones que tiene para el país una condena como esta, pues es la primera vez que la Corte falla en un caso colombiano donde la víctima es un defensor de derechos humanos, se explicarán cuales son los alcances de la misma y las obligaciones que ahora deberá cumplir el Estado.

De acuerdo con la sentencia, emitida el 24 de noviembre de 2008 y comunicada a las partes en litigio el 24 de diciembre del mismo año, el Estado colombiano deberá indemnizar a los familiares de Valle Jaramillo así como iniciar una investigación que permita el esclarecimiento de los hechos que rodearon el magnicidio. Cómo se recordará, el defensor fue asesinado en su oficina ubicada en el edificio Colón pleno centro de la ciudad, cuando promediaban las 2:00 de la tarde.

Indagaciones judiciales posteriores al crimen determinaron que el autor intelectual del mismo fue Carlos Castaño Gil, desaparecido líder de las Autodefensas Unidas de Colombia (Auc), quien contrató a sicarios de la banda La Terraza para perpetrar el asesinato. Sobre el caso no hay mayores indicios, ni condenas y, a juicio de ONG de Medellín, “no se ha esclarecido la verdad ni se han señalado las responsabilidades políticas”.

Días previos a su muerte, Valle Jaramillo denunció enérgicamente como sendas incursiones paramilitares a los corregimientos El Aro y La Granja de Ituango, en connivencia con tropas de la IV Brigada del Ejército con sede en Medellín, venían cobrando decenas de víctimas, originando desplazamiento de cientos de campesinos y causando una tragedia humanitaria en la región. Sus denuncias le merecieron fuertes señalamientos por parte del entonces gobernador de Antioquia, Álvaro Uribe Vélez.

La condena también incluye una serie de acciones a cumplir, a más tardar en diciembre de 2009, por parte del Estado. Entre ellas figura la realización de un acto público de reconocimiento de responsabilidad internacional en la Universidad de Antioquia, claustro donde Valle Jaramillo se desempeño como docente en la facultad de Derecho y Ciencias Políticas. Asimismo, el Estado deberá instalar una placa en el Palacio de Justicia de Antioquia, en honor a la memoria de Valle J.

 

La presentación será el preámbulo de una un panel donde se analizará la situación de derechos humanos que vive actualmente Medellín, en la que participarán Jorge Eliécer Ceballos, coordinador de la Unidad Permanente para los Derechos Humanos de la Personería de Medellín y Susana Villarán de la Puente, ex – vicepresidenta de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.