Espacio de Opinion IPC

Wednesday
April 16
Text size
  • Increase font size
  • Default font size
  • Decrease font size

En Colombia mercamos “acompañados de malas influencias”

E-mail Imprimir PDF
( 4 Votes )

María Soledad Betancur

Investigadora IPC

Si nos atenemos a las afirmaciones realizadas por el director de la Andi, Luis Carlos Villegas, el pasado 26 de septiembre, los colombianos y colombianas mercamos "acompañados de malas influencias", pues 190.000 pesitos no nos alcanzan para mercar. Pero como el señor Villegas sí merca acompañado de buenas influencias, estos  pesitos sí le alcanzan. 

Supongo que el salario del presidente de la Andi asciende modestamente al del promedio de un gerente general en Colombia. Según la consultora Merecer[1], en 2010 esto equivalía a US$ 301.266 al año, esto es, unos 45 millones ciento ochenta y nueve mil pesos ($45.189.000) mensuales; así, el señor Villegas –si es que gana como el promedio de un gerente general en Colombia- termina convirtiéndose en uno de los grandes ahorradores de Colombia, ya que  puede ahorrar holgadamente 45 millones de pesos mensuales.

Él comparte que  con $190.000 una persona puede ser excluida de la línea de pobreza. Esto si es hacer rendir la platica, pues con esto se paga la seguridad social, que para un trabajador independiente que se gana un salario mínimo equivale a $152.700; el transporte, que en metro le cuesta 4.100 pesos al día en integrado (esto es, $ 98.400 viajando 24 días al mes, solo un tiquete de ida y regreso); supongamos que baratito paga $300.000 entre servicios públicos  y arriendo (no puede tener acceso a Internet); de lo que,  con base en un grupo familiar de cuatro personas, a él le tocaría asumir $75.000.

Hasta aquí, mal contados llevamos gastados $326.100, esto es, un déficit de $136.100. Pero todavía no hemos mercado, ni pagado gastos de educación, y ni pensar algo para recreación o vestuario, y menos aún para imprevistos que se presenten.

Pero en este tema de los ingresos todos los gremios parecen ponerse fácilmente de acuerdo. Un día antes de las declaraciones del director de la Andi, la Anif (Asociación Nacional de Instituciones Financieras) afirmaba que se requiere abaratar la nomina para generar empleo[2]; mientras tanto, el sector financiero al que representa, “al finalizar 2010 reportó utilidades por $31,51 billones, las cuales corresponden en $22,81 billones a las obtenidas por los recursos administrados y en $8,70 billones a las obtenidas por las entidades vigiladas”[3]. Estas ganancias equivalen aproximadamente el 21% de presupuesto general de Colombia para el año 2011.

Así pues, Luis Carlos Villegas, director de la Andi; Sergio Clavijo, director de Anif, y el señor Luis Carlos Sarmiento Angulo, con una fortuna calculada en 10.500 millones de dólares (el número 75 en la lista de los más ricos del mundo), sí pueden mercar, si quieren, acompañados de una mala influencia, porque de todos modos les alcanza.

Difícilmente estos ciudadanos de la elite económica colombiana,  que han contribuido a la escandalosa concentración del capital, la tierra y el ingreso, aportarán las “razones para la esperanza” que propone el Informe de Desarrollo Humano del PNUD, consistentes en un cambio de rumbo hacia la equidad y la dignidad humana, un cambio del modelo concentrador y excluyente. Si el actual gobierno toma este informe en serio, la regulación para comprometer a estas elites en un proyecto de equidad y paz, requiere un viraje de 180 grados.



[1] http://mba.americaeconomia.com/articulos/notas/mercer-dio-conocer-encuesta-anual-sobre-remuneraciones-en-america-latina

[2] http://www.elespectador.com/economia/articulo-301743-insisten-cambios-laborales-y-abaratar-nomina-generar-empleo

[3] ttp://www.superfinanciera.gov.co/ComunicadosyPublicaciones/comsectorfinanciero122010.pdf

Comments

Please login to post comments or replies.
Actualizado ( Martes, 04 de Octubre de 2011 11:26 )  

Etiquetas