Instituto Popular de Capacitación

Editorial & OpiniónAgencia de PrensaObservatorio de Derechos HumanosCentro de Documentación Campus Virtual

Redes

 

Audios IPC


PopUp MP3 Player (New Window)

Estadísticas

Miembros : 13
Contenido : 96
Enlaces : 6
Ver contenido por hits : 171679

¿Posconflicto o transición a la paz? Aportes de la educación y la cultura en tiempos de cambio social

La paz es hija de la convivencia, de la educación, del diálogo. El respeto a las culturas milenarias hace nacer la paz en el presente

(Rigoberta Menchú)

Presentación

Conocer un país sin paz es la realidad de generaciones enteras que en Colombia se han socializado a partir de lógicas relacionales en las cuales la violencia se ha instalado como mecanismo privilegiado para tramitar conflictos. Los procesos de socialización tienen una importancia fundamental en tanto a partir de ellos, vamos dando forma a la cultura y todos aquellos elementos que la soportan como las normas morales, las instituciones sociales o las prácticas políticas. Socializarse es integrarse a un mundo habitado con otros, es la razón por la cual existe una sociedad; no sería posible hablar de país, de conflictos, democracia, violencia, paz o reconciliación si no existieran seres humanos que le dan forma y vida; la sociedad es así una construcción humana.

Entenderlo de esta manera no es un asunto menor, tiene una implicación política importante, si la realidad social es construida por seres humanos que se relacionan entre sí, entonces diremos lo mismo de la guerra: es una construcción humana y como tal, puede ser transformada únicamente a través de la acción humana. Si estamos de acuerdo con esta idea entenderemos que el conflicto armado colombiano no es una maldición histórica, ni una fatalidad del destino que estamos condenados a vivir inexorablemente y para siempre; se trataría de una fabricación social producto de disputas históricas que se han instalado en nuestras prácticas relacionales; no es una esencia o sustancia transhistórica, no es un atributo innato de nuestras sociedades, no hace parte de ninguna naturaleza, por tanto, puede ser transformada o erradicada de nuestra vida social.

Este concepción de nuestro conflicto armado y de las opciones de transformación es bastante esperanzadora, pero no por ello sencilla, estamos hablando de un desafío histórico que debe colocarnos en la búsqueda de alternativas posibles para realizar el tan anhelado cambio ¿cuáles

asumimos el poder existente en nuestros procesos de socialización para configurar el mundo que habitamos con otros, entonces podremos asumir que nuestro principal reto está relacionado con la generación y promoción de ambientes socializadores que potencien la construcción de paz, que asuman la diferencia como riqueza socio cultural y no como amenaza a la vida, que hagan visible y audible las voces y rostros silenciados en nuestra historia, que promuevan el despliegue de oportunidades para la generación de capacidades de desarrollo humano, y que reivindiquen la vida como valor supremo que no puede ser puesto en cuestión por intereses particulares.

Desde este punto de vista el papel de la educación, el arte y la cultura tiene un protagonismo especial, es una posibilidad para crear lenguajes, sentidos, prácticas y significados alternativos a la violencia; es una oportunidad para que generaciones enteras vivencien dinámicas sociales que logren romper con el círculo vicioso de la guerra. La transformación social es antes que nada un hecho educativo; las instituciones y las leyes son insuficientes cuando no se encuentran soportadas por creencias, imaginarios, representaciones que legitimen la legalidad, la solidaridad, el cuidado, la compasión por el sufrimiento de otros. El poder socializador de la educación y la cultura se erige así como una oportunidad histórica para la transformación de nuestra sociedad y la resignificación de nuestra propia historia.

Reconociendo esta realidad y las oportunidades para el cambio social, la maestría en educación y derechos humanos de la Universidad Autónoma Latinoamericana, en asocio con el Instituto Popular de Capacitación han decidido ofrecer un espacio público de deliberación en torno a la responsabilidad de la academia y las organizaciones sociales, así como los aportes de la educación y la cultura en la transición de la guerra a la paz, en un momento histórico que tiene a nuestro país hablando con esperanza y valor de las posibilidades de una Colombia distinta, de la terminación de un conflicto armado histórico que esperamos, esté en su fase de finalización.

La paz es un imperativo en el que todos deberíamos hacer nuestro aporte, no se dará como producto de la firma de un acuerdo, habrá que generar las condiciones para que sea posible y realizable. En el marco de esta idea cobra valor y pertinencia la pregunta por el lugar de la educación y la cultura en la construcción de paz.

 

Objetivo: Ofrecer a la comunidad un espacio público de deliberación en torno al papel de la academia y las organizaciones sociales, así como los aportes de la educación y la cultura en los procesos de construcción de paz en Colombia.

 

PONENTES

. Jaime Zuluaga. (Director Académico del Instituto de Estudios para el Desarrollo y la Paz, INDEPAZ, Colombia) Doctor en Derecho y Ciencias Políticas, Universidad Santiago de Cali, Colombia. Estudios de doctorado en Sociología Política en l’École des Hautes Etudes en Sciences Sociales (EHESS), París

. José Girón. (Analista político del Observatorio de DDHH y de paz del Instituto Popular de Capacitación- IPC). Médico Cirujano de la Universidad de Antioquia. Formación complementaria en negociación de conflictos, paz y derechos humanos.

. Víctor Guerrero (Docente investigador de la Pontificia Universidad Javeriana. Bogotá). Magíster en Derecho - Universidad de Konstanz Baden - Wurtenberg, Alemania

 

Fecha: septiembre 12 de 2014

Hora: 8am a 11am.

Lugar: Universidad Autónoma Latinoamericana –Unaula- en el auditorio principal: Rafael Uribe Uribe

Dirección: carrera 55A # 49-51 - ENTRADA LIBRE

 

Convocan

Maestría en Educación y Derechos humanos.

Línea de investigación: Cultura política, educación y derechos humanos.

Instituto Popular de Capacitación - IPC -

Apoyan

Escuela de Posgrados

Grupo de investigación Pluriverso

Observatorio de estudios de género –Unaula-

Museo casa de la memoria

Corporación Pasolini en Medellín

Cine club “La Quimera del Oro” –Unaula-

Ballet folclórico Unaula

Biblioteca Justiniano Turizo Sierra

Actualizado ( Lunes, 29 de Septiembre de 2014 11:52 )  
Ud. está en: Home