A las Farc la excluyeron del Consejo Departamental de Paz, creado por la ordenanza 54 del 29 de octubre de 2019. Entre las respuestas que ha recibido sobre esta omisión la Gerencia de Paz de la Gobernación de Antioquia es que se trató de una equivocación, de un error de redacción o de un error de transcripción.

Rafael Blanco, gerente de paz del departamento, dice que ante esa situación estaban en la redacción de un nuevo proyecto de ordenanza para presentar a la Asamblea, pero que Daflix Enrique Romaña, presidente de la Comisión de Paz de la Asamblea, aseguró que no era necesario y que se haría un único debate para subsanar “el olvido” de los diputados.

“La paz se hace con todos o no se hace con nadie”, es lo que asegura Gerardo Cardona Ramírez, presidente de la Asamblea Provincial Constituyente del Oriente antioqueño (Asoproa), desde donde acompañó en 2019 la creación de 15 consejos municipales de paz en esa región del departamento, conformada por 23 municipios, sin el acompañamiento, según Cardona, de la Gobernación de Antioquia ni de la Oficina del Alto Comisionado para la Paz (OACP).

La elección de Daniel Quintero en la Alcaldía de Medellín y de Aníbal Gaviria en la Gobernación de Antioquia da señales de que la agenda de paz y la postura frente al Acuerdo de paz es distinto. Mientras Quintero ya instaló el Consejo Municipal de Paz (Conpaz) en la ciudad, la Gerencia de Paz de Antioquia ya está visitando los municipios para conocer el estado de los Conpaz, si están funcionando y cuáles son sus avances y dificultades.

“Estos son escenarios en donde hay participación masiva de las fuerzas vivas del departamento, de la sociedad civil, de las ONG, de las organizaciones sociales que le apuestan a la paz. Poder construir con ellos una agenda pública, espacios participativos, escenarios de reconciliación, de apertura democrática, donde haya diálogo fluido, fortalece la institucionalidad, la democracia y el departamento”, dice Rafael Blanco.

En Antioquia ya hay 101 Conpaz conformados, con acuerdo municipal, la gran mayoría se quedaron con el acuerdo y aún no están funcionando. Según Blanco, y mientras se modifica la ordenanza en la Asamblea, visitan los municipios y construyen unos lineamientos para que cada Conpaz conozca su rol y trabaje los temas que les corresponde.

Con la Ley 434 de 1998 se creó el Consejo Nacional de Paz y les dio la facultad a alcaldes y gobernadores para que los crearan por medio de acuerdos y ordenanzas. Esta Ley fue modificada por el Decreto Ley 885 de 2017. Entre las funciones de estos consejos están: asesorar a los gobiernos en temas de paz, hacer seguimiento al Acuerdo de paz y su implementación, abordar conflictividades de los territorios. De él participan los gobiernos locales, así como la sociedad civil.

Articular los municipios y el departamento

Los pasos a seguir en el Consejo Departamental de Paz, son: que la Asamblea modifique la ordenanza y que el Gobernador instale el Consejo. Luego la Gerencia de Paz de Antioquia asume la coordinación. Tendrían que elegir los representantes de los distintos sectores de la sociedad, elaborar su reglamento interno, elegir el comité técnico, conformar las comisiones de trabajo y elaborar sus planes de acción.

Mientras eso sucede, los municipios están a la espera de esa articulación que, en regiones como el Oriente, ya se viene dando sin el acompañamiento institucional. Allí, según Gerardo Cardona, vienen trabajando en una agenda de paz y reconciliación, de manera que puedan darse unos diálogos regionales en donde también este el partido Farc, el cual ha manifestado su intención de acercarse a la región y pedir perdón.

“Nosotros queremos formular una política de paz, de reconciliación y convivencia donde estén todos los actores”, dice Cardona. Y agrega: “hemos formulado una nueva cultura de paz. Le apostamos a que el único camino para este departamento sea la paz y desde ahí tenemos que desescalar la violencia intrafamiliar y los conflictos entre las comunidades. No le apostamos a la guerra, pensamos que es un negocio para unas élites y unas mafias”.

El gerente de paz de Antioquia dice que la articulación con los Conpaz municipales debería darse a través de unas instancias subregionales. Frente a esto, Fernando Valencia, director de Conciudadanía, dice que “los consejos de paz departamentales son un referente importante y juegan un rol de activación política, pero la construcción territorial se hace desde los municipios, en las subregiones. Sería importante tener un consejo departamental fuerte como apoyo a los consejos municipales, que permitiera desarrollar esas estructuras y darles oportunidad a los procesos locales, tratando de sacar adelante sus propuestas”.

Además, agrega Valencia, el Consejo Departamental de Paz debe ser una instancia que apalanque los Conpaz municipales, que su rol sea la activación y la articulación para tener “una gran política departamental de construcción de paz.”

Rafael Blanco señala que para hacer el acompañamiento técnico disponen de 24 jóvenes que están haciendo su práctica académica, además de cuatro personas de la OACP. “Estos consejos departamental y municipales no funcionaron en la administración pasada porque no tenían un apoyo. La OACP y la Gerencia de Paz vamos a ver cómo apoyamos con unos recursos para que se reúnan y trabajen en la construcción de ese plan de acción”, agrega.

Gerardo Cardona asegura que tienen expectativas de que esta Gobernación le apueste a los Acuerdos de paz, “esta es la oportunidad para que este gobernador se reivindique con toda Antioquia, que tengamos una Gobernación amiga de unos Acuerdos, que están heridos de muerte.” Además, propone que la Gobernación tenga unos gestores de paz por subregión que hagan acompañamiento y asesoría para que los Conpaz puedan cumplir su tarea.

Mientras esa articulación y asesoría técnica llega, el primer paso es que la Asamblea modifique la ordenanza e incluya a las Farc entre los actores necesarios para conformar el Consejo Departamental de Paz.

Lea también: Los retos de la Gerencia de Paz de Medellín

2 Comentarios

Comments are closed.